¡MÁS DE 16,200 POLÍTICOS, EMPRESARIOS Y PROFESIONISTAS CAPACITADOS Y ASESORADOS NOS RECOMIENDAN!
¡MÁS DE 50 MIL ASISTENTES A NUESTROS SEMINARIOS, CURSOS Y CONFERENCIAS!
¡UN MILLÓN DE VISITAS A NUESTROS BLOGS!
Jaime Duarte, INNEGABLE LÍDER DE OPINIÓN EN MÉXICO

lunes, 3 de diciembre de 2012

La imagen del nuevo presidente Enrique Peña Nieto

Jaime Duarte Mtz.,
Socio Director y consultor en Imagen Pública, SIGNUMS


Desde el pasado sábado 1º de diciembre a las 00:01 en que asumió legalmente su nueva responsabilidad constitucional, el presidente de México, el Lic. Enrique Peña Nieto, arranca su gestión en Los Pinos con el pie derecho en términos políticos e imagológicos.


Aunque convienen analizar con calma y detalle a) el nombramiento de su gabinete, b) el anuncio en Palacio Nacional de sus "cinco ejes estratégicos" y las 13 "decisiones presidenciales" y c) el "Pacto por México" (acuerdo político firmado ayer con los líderes de los tres principales partidos del país), estas primeras acciones del nuevo inquilino priísta de Los Pinos envían a los mexicanos, a mi parecer, tres importantes mensajes:

1º Hay liderazgo y gobernabilidad:
El éxito perceptual de un gobierno, como de todo emisor, parte del binomio esencial fondo (acciones) y forma (apariencias). 
Así, respecto a la forma, en sus primeros actos públicos podemos observar en el Lic. Peña lucir impecables vestuarios obscuros, el celoso cumplimiento del protocolo oficial, el respeto al escudo nacional, el manejo correcto de signos y símbolos patrios, el diseño sobrio del logotipo presidencial, la ceremonia de salutación de las Fuerzas Armadas, la moderación en su discurso oficial y el evento republicano en Palacio Nacional, etc. que comunican a la opinión pública autoridad, fuerza, poder y la seguridad de que el nuevo Poder Ejecutivo es respetuoso de las normas y de su propia investidura. (Dicha "liturgia", recuerdo, contrasta y mucho con la asumida por Vicente Fox). 
Sobre el fondo, es prematuro calificar hoy las propuestas del gobierno federal; será la ciudadanía quien las evalúe en su momento. No obstante, los discursos oficiales de este fin de semana están cargados de gran contenido político por las implicaciones y consecuencias que para la vida nacional conllevan.
Diversos sectores aplauden, por ahora, la disposición y actitud de cambio del nuevo Ejecutivo, como la propuesta de acciones prontas y contundentes en materia de seguridad, educación y acuerdo político.
En cuanto al perfil del gabinete presidencial destaca la experiencia política y de gobierno (diferente a los gabinetes panistas de los "head hunters" y "gyamboree") de sus miembros, aunque igualmente el talento y la cuestionada "calidad" de algunos de estos.

2º. Tenemos claridad y certidumbre en el rumbo nacional:
A diferencia del mandatario Felipe Calderón, a quien se le cuestionó mucho en su sexenio y con razón no tomar decisiones con un sentido o dirección basados en un plan en particular, los cinco "ejes" y las 13  "decisiones" presidenciales fijan una agenda concreta, con metas y plazos de cumplimiento. Viables o no, al menos trazan un camino, buscan dar confianza a los mexicanos y centran la atención de los medios y líderes de opinión en su realización. Es la reedición de su exitosa fórmula en el estado de México ("te lo firmo y te lo cumplo"). Con esto, el PRI toma también distancia del PAN otra vez (al no lograr tampoco comunicar las obras o acciones exitosas de su gobierno).
Si bien es cierto que el Congreso deberá aún aprobar  el presupuesto necesario para implementar estas acciones, el gobierno priísta pretende decirnos además: "Vamos cumplir nuestros compromisos de campaña, y queremos hacerlo bien y pronto". Y yo agregaría: "Miren: nosotros sí sabemos gobernar y vamos a hacer muchos cambios, profundos, que ustedes panistas no supieron hacer. Tenemos el oficio y la experiencia política para lograrlo, y para eso hemos regresado, aunque para ello nos veamos en la necesidad de ceder algo de poder. No nos vamos a ir de nuevo jamás".
Un asunto curioso es que en el discurso oficial se omite hablar del "Planes Nacional de Desarrollo", lo cual haría pensar si ese medio se descuidó o definitivamente ya quedó atrás.

3º. Estamos dispuestos al diálogo y a la negociación:
Desde meses antes de tomar protesta como presidente Constitucional, el equipo de Peña Nieto gestionó con los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática un acuerdo político esencial para avanzar en las reformas pendientes. El PRI sabe muy bien que, sin el apoyo mínimo de la oposición, es imposible alcanzar los votos necesarios en el Legislativo para ese fin. El ex presidente Calderón no pudo -por su soberbia y el rechazo sistemático del propio PRI en su momento- conseguir los consensos necesarios para la aprobación de dichas reformas a la ley hacendaria, política y energética.
De esta manera, con la firma del "Pacto por México", firmado por los líderes del PAN y PRD ayer en el Castillo de Chapultepec, es un logro notable del flamante Presidente.
( Ver acuerdo: http://www.presidencia.gob.mx/wp-content/uploads/2012/12/Pacto-Por-México-TODOS-los-acuerdos.pdf )

En síntesis: La nueva administración inicia perceptualmente con elementos claves para la gobernabilidad, como lo son fuerza, rumbo y apertura negociadora, pero enfrenta hoy enormes desafíos nacionales y expectativas altísimas de la ciudadanía que tiene a la clase política en el sótano de la credibilidad. Los retos que el país enfrenta son de tal envergadura que exigen no sólo del Ejecutivo, del Legislativo y del Judicial gran compromiso y disposición, sino también de todos los mexicanos el trabajar unidos por el bien común de México.

Veremos si en los primeros 100 días de gobierno del Lic. Peña Nieto el Congreso de la Unión aprueba el presupuesto federal 2013 que exige altas partidas para atender las nuevas decisiones presidenciales, y si habrá disposición real de la oposición (PAN y PRD) para cumplir con los compromisos asumidos en el "Pacto", que contempla aprobar  las llamadas reformas estructurales (como la energética, hacendaria y política). Yo lo dudo.

De concretarse al menos las propuestas iniciales del nuevo presidente, como de efectuarse en realidad la "transformación" de México a lo largo de su sexenio al avanzar en la consolidación de la democracia, entonces podríamos hablar ya de un "nuevo PRI", como de una nueva imagen, liderazgo y estilo particular de gobernar de Peña Nieto. Antes no es posible hacerlo. ¿Usted qué opina?


@JaimeDuarte
www.about.me/JaimeDuarteMtz
www.JAIMEDUARTE.com.mx
www.elpoderdetuimagen.blogspot.com

Cel: 55 2653 8054
jaimeduarte@me.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases

frases

frases

frases

frases